0 € a 5.000.000 €

0 € a 10.000 €

0 € a 9.000.000 €

0 € a 0 €

Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada

0 € a 1.500.000 €

encontramos 0 resultados
Sus resultados de búsqueda

¿Cómo entender la factura de la luz?

Publicado por KHADI en julio 17, 2020
| 0

Si alguna vez has intentado entender el recibo de la luz, habrás visto que hay varios conceptos difíciles de deducir pero que son necesarios para poder llevar un control y entender los importes que pagas en el recibo de la luz. Por eso desde Kelisto.es te dan algunas pautas para que sepas en qué te debes fijar cuando quieras comprobar la factura de la luz.

¿Qué información encontramos en el recibo de la luz?

Antes que nada, debes saber que cada comercializadora estructura la información de su recibo de una manera, por lo que puedes encontrar ciertas diferencias entre la factura de una compañía u otra. Sin embargo, siempre deben aparecer unos datos concretos, sin importar si están antes o después en el recibo.

Por norma general, lo primero que encuentras en tu factura de la luz es un resumen de tu suministro. Esto es, el periodo de facturación, el nombre del titular  y la referencia del contrato. Otros datos que pueden aparecer en este primer apartado son la denominación de la empresa comercializadora, el CIF o el Domicilio Social de la compañía.

Seguidamente, en la mayoría de facturas de la luz aparece un resumen del consumo que has realizado. Encontrarás el precio que has pagado por la energía, el importe de los impuestos y otros servicios que puedas tener contratados, así como algún descuento. Esto te ayuda a conocer rápidamente cuál es el importe de la factura que tienes que pagar.

Normalmente, en la siguiente página aparece detallado dicho consumo, para que sepas cuánto estás pagando por cada concepto. Los aspectos obligatorios que aparecen en todas las facturas son:

Potencia contratada: se detalla la potencia eléctrica de tu suministro y el precio que tiene. Lo normal es que se indique el precio del kW al día multiplicado por el total de días del periodo de facturación, lo que da como resultado lo que vas a pagar en total por tu potencia contratada. Por ejemplo, si tienes una potencia de 3,3 kW y el kW tiene un precio de 0,1352 euros al día, para un periodo de 29 días tendrás que pagar 12,94 euros por tu potencia.

Energía facturada: es decir, el total de kWh que has consumido, multiplicado por el precio del kWh que tienes contratado.

Impuesto sobre la electricidad: otro concepto presente en todas las facturas, ya que todos los consumidores deben pagar (al igual que la potencia contratada y la energía consumida). Este impuesto es un porcentaje del 5,11%, y se calcula sobre la potencia y la energía consumida.

Alquiler del equipo de medida: se multiplica el precio que tiene este equipo por el número de días de la facturación.

Posibles descuentos: si tienes algún descuento en tu factura, se aplicará en aquello que corresponda y se descontará de la factura.

IVA: Por último, se sumará el IVA, que para la electricidad es de un 21%.

¿Cómo funciona el recibo y qué tipo de electricidad consumimos?

Esto es, a grandes rasgos, la información más importante en tu factura de la luz. Junto a ello, las compañías suelen ofrecer otros datos que te ayuden a entender cómo funciona tu recibo y cómo es la electricidad que estás recibiendo.

Es habitual encontrar gráficos de consumo, que te indican el gasto de electricidad que has realizado en los últimos meses o, incluso, años. De esta manera puedes saber en qué época del año sueles consumir más luz.

También puedes encontrarte con un desglose del tipo de electricidad que estás consumiendo. Por ejemplo, con Iberdrola podrás saber qué porcentaje de cada fuente utiliza la compañía para producir electricidad (nuclear, renovable, carbón, etc.).

Por último, todas las compañías incluyen en sus facturas de la luz datos de contacto y atención al cliente por si tuvieras alguna duda con tu consumo.

¿Cómo comprobar que la factura de la luz es correcta?

Para confirmar que el consumo que consta en el recibo de la luz es el correcto, deberás introducir los datos de consumo en el periodo, fechas de lectura y potencia contratada en la herramienta que facilita la web de la Comisión Nacional de la Competencia y los Mercados.

Si estás pensando en cambiar de compañía eléctrica porque el recibo de la luz te parece demasiado alto, puedes ahorrar utilizando el comparador de tarifas de electricidad de Kelisto. Compara los precios de las principales comercializadoras y contrata la que mejor se adapte a lo que necesitas. Podrás ahorrar hasta 168 euros al año en tu recibo de la luz.

Fuente : Fotocasa

Compartir...
  • Búsqueda Avanzada

    0 € a 1.500.000 €

  • Restablecer contraseña

  • Pagos hipotecarios: